Para leer escuchando …

 

 

Símbolo de refinamiento, femineidad, ligereza y lujo este ornamento único embellece, sobre todo, los vestidos más excepcionales de la alta costura.

Los orígenes de la pasión de los hombres y de las mujeres por este accesorio animal se extienden hasta el hombre de Neanderthal, quien, según lo demuestra el análisis de restos prehistóricos, ya se adornaba con plumas.

Para los egipcios, el plumaje de avestruz era símbolo de guerra, quizás en razón del carácter combativo y vigilante de esta ave. Asimismo, en la religión egipcia, Maat, diosa del orden, la paz y el equilibrio del mundo, era representada como una mujer con alas y una pluma de avestruz en la cabeza.

Para los aborígenes de América del Norte, las plumas de águila aportaban sabiduría a quien las llevaba, pues representaba el mensajero espiritual entre los dioses y el hombre, y utilizaban abanicos de plumas de cóndor para alejar las enfermedades.

Considerada como un accesorio elegante, la boa de plumas de avestruz, de faisán o de marabú provocó un boom en el comercio internacional de plumas, que también se usaban para capas, abanicos, manguitos, carteras, tocados y, por supuesto, en los sombreros .

Una nueva generación de diseñadores ha demostrado en la actualidad,  su creatividad al usar este elemento bello y versátil para crear vestidos de noche asombrosos como los de Peter Copping para Nina Ricci salpicados de plumas negras …

 

 

 

Las creaciones  de Sarah Burton para Alexander McQueen…

 

 

La ligereza de Blumarine…

 

 

Las alas de los ángeles  de Victoria’s Secret…

 

 

 

Las faldas de plumas de avestruz de Proenza Schouler…

 

 

Marc Jacobs se despidió de Louis Vuitton con una colección P/V 2014 repleta de plumas negras…

 

 

Y la estadounidense Nicole Miller presentó en Nueva York una colección O/I 2014-2015 en plumas y cuero…

 

 

Más cerca, tenemos a la elegante Matilde Cano, de la que ya os mostré sus fabulosos vestidos de plumas en un post anterior , podéis recordar el reportaje completo aquí….

 

 

Definitivamente las plumas se han convertido en un accesorio y un ornamento de lo más trendy … No sólo las encontramos en las prendas de vestir, los complementos también se ponen plumas …

Aquí tenéis un par de clucth con el ligero adorno…

 

 

 

Y los zapatos tampoco se quedan atrás …

 

 

 

¿Qué os ha parecido la idea de utilizar plumas en vuestros outfit? ¿Probaréis por lo menos? ¡¡Eso espero!!

¡No olvidéis ser felices!

 

See you soon !!!