Para leer escuchando …

 

 

El diseñador originario de Verín, nos lleva a su paraíso particular … Cada uno tiene una idea del lugar que considera como idílico, y Verino nos lleva a un lugar lejano plagado de vegetación tropical e inmensas playas de arena fina y blanca.

La paz nos invade en nuestro lugar … No hay prisas, no hay ruidos, se respira paz y calidez.

Las líneas sensuales y fluidas se adaptan magistralmente a cada situación, y los tejidos tan naturales como el paisaje imaginario, nos adentra hacia un verano atractivo y seductor, que se llena de estampados y rayas e influencia marinera …

 

 

 

 

Aperturas en el frontal y la espalda de vestidos con increíbles caídas, nos invitan a disfrutar de las temperaturas de un verano idílico …

Crepes de seda, algodones y tafetas acarician las siluetas …

 

 

 

 

Para las noches, trajes y túnicas hiper elegantes se combinan con detalles en dorado … El dorado del astro rey que se rinde ante la belleza de las creaciones y los lápices de Verino, y baja hasta nuestros pies …

 

 

 

 

 

Verino34

 

 

Como mención especial, una primera toma de contacto con el mundo del swimwear, que conserva la elegancia y funcionalidad característicos de la firma.

 

Verino28 Verino27

 

 

El elíseo de Verino … Realmente un lugar donde querer estar … ¿ No os parece?

 

¡¡ No olvidéis ser felices !!

See yo soon !!!

 

FOTOGRAFIAS.: VOGUE